Volver a la inocencia | Reflexión

Desde el mundo sutil llegan mensajes muy hermosos, uno tras otro.

Van más allá de la poesía, pues nos hablan de la comunión, de la hermandad, y de esa fuerza tan maravillosa que es el amor.

El amor que se transmite con la mirada, que brota desde el alma, dirigido a todos los seres, al milagro de la vida.

Pero no estamos atentos, porque sencillamente creemos no podemos y porque no queremos.

Y la vida se nos pasa veloz, a hurtadillas, apenas sin tiempo para acariciar el momento de la revelación, del descubrimiento, de la magia.

Y hoy, en el alba, la vida nos saluda con lo que puede ser y nos pide de nuevo que estemos atentos.

Nos lo pide casi a gritos… Y nos encuentra ocupados, ajenos…

En la mirada de confianza de tu niño interno, en su hermosa ensoñación, hay otra humanidad.

La música del enlace nos susurra, realmente, “amad”.

Dediquemos dos minutos para ir al encuentro de esa realidad superior.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend