Suscribirse al canal de YouTube

Orígenes del Espíritu

Desde que la tierra inició su vida en torno al sol, ha tomado 3.110 millones de años, faltándole para completar su viaje 5.890 millones de años, luego de los cuales se fundirá con el núcleo solar donde se encuentra su contraparte etérica.

La tierra, una vez que salió del sol duro 400 millones de años en estado gaseoso; requirió luego, 800 millones de años más, para solidificarse, y luego fueron necesarios 800 millones más para la manifestación de formas embrionarias de vida y otros 700 millones más tuvieron que pasar, para que se manifestara la magna presencia del HOMBRE sobre el planeta tierra: El Rey de la Creación, creado a imagen y semejanza del Gran Arquitecto Universal.

(Si alguno de los siguientes términos te resulta desconocido, es recomendable leer las anteriores Lecciones Elementales de ciencia cósmica) Continuando… Mientras el planeta se preparaba para la venida del hombre, ocurría la formación de gérmenes de materia plasmática tipo DAR, en la periferia de las nebulosas de tipo NEST o embrionarias, que como recordamos son las que pueden dar origen a la vida. Estos gérmenes se van agrupando con el paso de miles de millones de años, hasta conformar unas estructuras denominadas DARIO: éste dario va creciendo durante miles de años, atrayendo hacia sí más gérmenes de materia plasmática de cargas positiva, negativa y neutra, creándose una carga o partícula pulsante inarmónica de +9 y -6, a la cual se le denomina KAR VIDICO (vida). Este KAR VIDICO es la chispa divina incipiente, emanada del Padre en un acto de amor para la expansión del cosmos.

El Kar vídico es tomado bajo la custodia del Padre Génesis y la Madre Universal, que conforman una sola entidad que se encuentra en la 18aba Dimensión, siendo ésta la dimensión del Padre creador: del Padre Celestial.

El Padre Creador es la Gran Energía Universal pura e incalificada, la cual alimenta espíritus incipientes creados por él mismo, en un acto de amor. Del Padre Génesis y la Madre Universal en la 18aba dimensión, surge el alimento en forma de cadenas mertánico-vídicas, que contienen partones con grabaciones genéticas eléctricamente grabadas. Con el paso de miles de años de esta chispa incipiente surge El Espíritu, el cual se manifiesta en séptima dimensión, como es lógico, a imagen y semejanza del Padre Creador.

Durante miles de años, se realiza allí en séptima dimensión, un proceso mediante el cual, éste espíritu se va conformando, hasta que una vez fortalecido y pleno de energía, por un proceso similar al que lo ubicó en séptima dimensión, se desprenden de él, a su vez, cadenas mertánico vídicas y con el paso de miles de años, surgen dos unidades o entidades electrónicas manifestadas en la quinta dimensión, éstas entidades se denominan: ALMAS GEMELAS, conocidas como “las medias naranjas”.

Las Almas Gemelas, como seres de quinta dimensión, uno de polaridad masculina y el otro de polaridad femenina, poseen cada una, la mitad del mapa, almas que algún día llegarán a unirse nuevamente, después de numerosas vidas.

A la unión de esta triada conformada por: la Chispa Divina o Espíritu en séptima dimensión, se le denomina la triada superior. De estas almas gemelas en quinta dimensión surge igualmente el alimento a través de las cadenas mertánico vídicas de 165 fastenes kárticos. Sucede esto, a lo largo de miles de años, durante los cuales, éstos fastenes kárticos mas la energía de los planetas y de los diferentes reinos de la naturaleza, conforman los vehículos de expresión en el mundo de las formas, es decir en la cuarta y tercera dimensiones, lógicamente sustentados desde la séptima dimensión, surgiendo de ésta manera el hombre y la mujer, son sus correspondientes vehículos en tercera y cuarta dimensiones.

 

A la unidad anterior conformada por siete cuerpos dimensionales se le denomina SEPTUM o CASA DE VIDA.

Los nombres con los que se conoce a cada cuerpo son los siguientes:

Séptima Dimensión  = ESPIRITU – DUALIDAD EQUILIBRADA – ARCANGEL SIN SEXO.

Quinta Dimensión = ALMAS – ANGEL DE LA GUARDA – MENTOR – GUIA ESPIRITUAL – CONCIENCIA – SUPER YO.

Cuarta Dimensión = ELLO – ZONA FANTASMAL – ASTRAL – CUERPO FISICO SUTIL.

Tercera Dimensión = YO – CUERPO FISICO DENSO.

Del Hecho, de tomar energía de los reinos mineral, vegetal y animal para conformar así sus vestiduras de manifestación en la tercera dimensión, es que se ha dicho en algunos libros: que el hombre ha pasado o proviene del reino mineral, vegetal y animal, lo cual no es cierto. Todos los reinos tienen evolución diferente, y todos y todo es esencia divina, hasta la partícula más diminuta, pero evolucionando cada uno en su propio reino.

El hombre es creado a imagen y semejanza del Padre, luego el hombre nunca ha evolucionado en línea directa del mineral al vegetal y al animal; simplemente ha tomado la sustancia y la energía de todas las especies, para conformar las envolturas que le permitirán manifestarse en el plano material de la madre naturaleza.

El hombre en realidad es el Rey de los Reyes, el Rey de la Creación. Esta unidad constituida por los siete cuerpos dimensionales del hombre, a saber: El espíritu o dualidad equilibrada en séptima dimensión, las almas gemelas en quinta y sus cuerpos en tercera y cuarta dimensiones, es el conjunto al que se le da el nombre de SEPTUM o casa del Padre, tal como está expresado en forma alegórica en la parábola del hijo pródigo, ya que alguna vez salimos de la casa de nuestro Padre, bajamos al mundo de las formas, para regresar de nuevo a la casa de donde alguna vez partimos.

Cada planeta tiene un sistema diferente de evolución: hay planetas en los cuales los seres son andróginos, como es el caso de Urano; allí los seres no se biparten, no se dividen en almas gemelas, sino que simplemente descienden al plano material como una sola entidad biológica, donde las dos partes, el aspecto masculino y el femenino lo llevan dentro de sí mismos.

Una vez que la chispa divina es materializada en un planeta, es independiente del Padre Creador, manifestándose plenamente su libre albedrío, porque es libre y tiene a su alrededor todo lo necesario para llevar una vida trascendental y evolucionada, usando para ello la herencia del Padre. Si el hombre derrocha su herencia, la malgasta, la tira por la borda porque se cree demasiado grande, quedará sin nada y tendrá que empezar de nuevo, para construir todo aquello que perdió, y que alguna vez, vio ante sus ojos.

Resumiendo: venimos del Padre Creador que se encuentra en la 18aba dimensión; en séptima dimensión aparece el espíritu o dualidad equilibrada: éste es el mismo plano de los arcángeles y los Elohims; a su vez en quinta dimensión, aparecen las almas gemelas o yo superior de cada ser, éste es el mismo plano del ángel guardián, de las legiones angelicales, de los Dévas y de los Maestros. En la sexta dimensión, adquirimos el poder del pensamiento, por las analfas energéticas grabadas eléctricamente en las esferas mentales; allí conocemos cada momento energético del creador: éste es un plano intermedio entre la quinta y la séptima dimensión; en la cuarta dimensión mora nuestro cuerpo sutil o ello y en tercera dimensión aparece el yo o cuerpo físico denso, dotado de sus cinco sentidos.

Introducción a la ciencia cósmica, Karenka

SÓLO EN ESTADO DE GRACIA RECIBIRÁN BENDICIONES - Mensaje de los Maestros AscendidosSuscribirse al canal de YouTube

Ver también

Apertura del Templo de la Precipitación | 2015Apertura del Templo de la Precipitación | 2015

Apertura del Templo de la Precipitación | 2017

El Templo de la Precipitación, ubicado en el Grand Teton National Park en Wyoming (USA) …

2 Comentarios

  1. Buenos dias . Muy interesante lovq has escrito. Muchas gracias. Podrias publicar algo sobre las razas.

  2. Sra.Jorge está bien su descripción sobre las almas gemelas, debes estar seguiendo las enseñanzas de la Sra. Marla de Mexico, tengo algún material que personalmente me dio Marla y que complementaría y enriquecería estos conocimientos.

    Por ejemplo el Septum inicialmente tiene 12 chacras especiales, al crearse las almas gemelas en 5a. dimensión, les entrega a cada una 3 chacras y se queda con 6, la polaridad del alma hombre es -9 de color azul y la polaridad del alma mujer es +6 de color rojo, estamos aquí para llevar estos valores a través del proceso evolutivo a: -12 y +12 para equilibrar el Septum para que sea inmortal.

    Cada alma gemela tiene en 5a. dimensión tiene 3 chacras especiales y se quedan con 2, se desprenden de 1 que es el 8° generador que tenemos encima de nuestra cabeza, que deberá ingresar en nuestra 3a y 4a dimensión una vez hallamos equilibrado nuestros chacras de 3a y 4a y nos hallamos equilibrado y empalmado con nuestra 4a dimensión.

    Cuando esto ocurra ya no encarnaremos más y empezará nuestra evolución y conocimiento hacia dimensiones superiores, monitores, hasta llegar a la 18a donde vaciaremos toda la información adquirida en miles de millones de años al Creador, entonces lo alimentaremos y nos fundiremos con Él.

    Bueno esto es una síntesis, ojalá (Oh Alá) pudieramos compartir conocimientos para toda la humanidad
    Víctor Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *