La Energía Kundalini

Temas de este post:

  • Reconocer a Dios como energía.
  • La energía virgen
  • La energía del Kundalini.
  • El flujo y reflujo del Kundalini.
  • El desplazamiento dentro del cuerpo humano
  • Los efectos de la séptima capa del kundalini en el humano.

Reconocer a Dios como energía.

No existe nada más que energía porque Dios es vida. Palabras muy conocidas por muchos pero que es útil pronunciarlas.

Para un ciudadano común, que a la vez está haciendo su mejor esfuerzo consciente o inconscientemente para caminar la vida, las palabras anteriores probablemente estarían llenas de vacío, y en todo caso, la vida para él significaría la forma física y sin ella no habría vida según su apreciación. Pero para el iniciado, estas palabras tienen un alto contenido y significado. Por ejemplo: piensen que un día los iniciados serán de los primeros _aunque después serán todos_ en reconocer a Dios como energía, y ver que energía y Dios son sinónimos.

La energía virgen

Todos sabemos que de una energía virgen se diversifica, dando formas aparentemente muy variadas emanadas de la misma; y así, al hombre, le concierne energías del logos que le dan vida y expresión. Conocemos una energía llamada por todos nosotros: pránica, la cual concierne a espacios abiertos, luminosos, espaciosos libres.

La energía del Kundalini.

Otra energía conocida en alguna forma, es la llamada kundalini. Emanada del Logos y depositada en la materia terrestre en sus habitantes, la cual pertenece a espacios confinados limitados y cerrados.

Se dice que existe en todos los planos, lo cual es cierto en el hombre. Al prana que actúa en el vehículo etérico lo hemos estudiado en multitud de formas, la mayoría de las veces de manera acertada; a la fuerza kundalini muy poco la hemos investigado, pues se emana del Logos, y como su característica es material, penetra al centro o núcleo material terrestre a través del chakra fundamental, esta fuerza es depositada precisamente en el centro, concentrándose a manera de esferas concéntricas en siete capas.

El flujo y reflujo del Kundalini.

Pero acordémonos que le pasa al agua estancada, veamos el fenómeno que sucede cuando el agua que circula libremente por los cauces de la Tierra es retenida y estancada. Esta fuerza no debe permanecer en ese lugar sin movimiento, puesto que la Tierra no tiene la suficiente capacidad para recibir y acumular al kundalini terrestre o planetario; de tal manera, que la envía de regreso para cumplir con esa ley de flujo y reflujo subsidiaria a la ley de vibración. Regresando del centro de la tierra toca a la creación, y el órgano especializado humano para permitir la entrada a esta fuerza ígnea es precisamente el centro fundamental o sacro.

El desplazamiento dentro del cuerpo humano

Análogamente, en el humano, se deposita en siete esferas concéntricas, aproximadamente en la oquedad o hueco de la quinta vértebra sacra, cerca de la colindancia con las vértebras conxígeas. La capa externa siempre ha estado activa en el humano, da vida, asciende por los tres nadis ya conocidos por vosotros a través de la columna vertebral y penetra por lo que se llama “energía desde adentro” en la raíz del chakra. De esta manera llega a todos los chakras y se dirige por el tallo a la superficie etérica; y en la superficie del chakra donde se encuentra la boca, fricciona en sentido opuesto circularmente a la contraparte pránica y esa fricción provocada por el acercamiento es lo que provoca el magnetismo humano.

Los efectos de la séptima capa del kundalini en el humano.

Esta fuerza externa, producto de la séptima capa del kundalini, da vida, vitaliza el fluido nervioso, y es la responsable de la mayor cantidad de temperatura del cuerpo humano y de muchos procesos vitales de la materia ignorados aún por la ciencia médica.

EL KUNDALINI

Cuando hablamos de kundalini necesariamente estamos hablando de la parte etérica de la columna vertebral, también llamada por su ciencia: “Espina Dorsal”.

¿Dónde se localiza?

Habíamos comentado brevemente que en una parte de la base de la columna vertebral, a un nivel de entre la cuarta y la quinta vértebra sacra, muy cerca del cóccix en esa región ósea pero en su parte etérica. El kundalini es una fuerza creativa, pero con un poder estático en contraposición de la fuerza creativa de prana, pero con un poder dinámico. Los estudiosos le llaman La Serpiente Enroscada, queriendo decir con este concepto que la fuerza se encuentra durmiendo, reposando.

Los tres nadis etéricos de la Espina Dorsal

Los conductos de la columna vertebral, o sea, material, se superponen, y la conjunción de todos estos agujeros vertebrales superpuestos, uno sobre otro, dan lugar al Conducto Raquídeo, sede de la Médula Espinal física, material. En la contraparte etérica de ése conducto espinal y en la parte etérica de esa médula espinal coexisten tres grandes conductos o nadis que nacen precisamente en la sede del kundalini y terminan justamente en el agujero occipital en la base del cráneo, donde termina la primera vértebra o donde comienza la primera vértebra.

En el borde derecho de la médula espinal se encuentra coexistiendo uno de los nadis, en el borde izquierdo de la médula espinal coexiste otro nadis y en el centro de la médula coexiste el nadis del centro. Los estudiosos le han puesto por nombre: IDA, PINGALA Y SHUSUMÁ.

Cuando la fuerza del kundalini asciende utiliza estos tres conductos para elevarse desde la materia hasta el cielo, desde la materia hasta el espíritu en todas las personas

Las capas de protección del kundalini.

Y como ya lo hemos dicho: la séptima subcapa del Kundalini, refiriéndome a la capa más exterior, se encuentra en actividad. Esta séptima subcapa activa, da vida al ser humano y cada capa es protegida de las siguientes por una envoltura astral que funciona a manera de aislante de unas esferas con las otras.

El Triángulo Material.

Cuando el kundalini asciende a través de la columna vertebral, a través de la parte etérica de la columna, estimula y vivifica cuatro triángulos, dos materiales, un triángulo de la mente y el del espíritu. De los dos triángulos materiales, el inferior, está compuesto por el mismo centro sacro, la misma sede del kundalini en la columna y las dos gónadas masculina y femenina. Este triángulo de fuerza, este triángulo de fuego es el más material.

El Triángulo del Prana

Al ascender el kundalini en el cuerpo humano, toca a otro triángulo material formado por un centro terciario muy activo que se ubica en la región entre los omóplatos, la otra punta de este triángulo se ubica al frente inmediatamente por encima del diafragma, y otra en el centro esplénico del bazo. Mientras el primer triángulo es material, éste es el triángulo del Prana, uno es más material que el otro.

El Triángulo de la Mente y el Triángulo del Espíritu.

Si el kundalini sigue ascendiendo y estimulando no sólo la materia física, sino la astral, la mental, etc., se encuentra con “el triángulo de la Mente”, formado por la glándula pineal, la glándula hipófisis y un centro terciario muy activo llamado “el alta mayor”, precisamente en el agujero occipital, donde se encuentra la primera vértebra. Ese triángulo es el Triángulo de la Mente. Este mismo triángulo se transforma a la vez, cuando hay evolución, en el triángulo del espíritu, porque la evolución implicaría un estímulo inusitado del centro coronario en la cima de la cabeza.

El descenso del fuego de la Mente.

Cuando los centros, o triángulos, o fuerzas de la materia que ya describí, entran en actividad con la acción del kundalini, estos centros llaman como imán al fuego de la mente, descendiendo de la cabeza al cuerpo, produciendo una energización extra por efecto del vehículo mental sobre la materia, trayendo todo el beneficio que conlleva que el fuego de la mente descienda a estimular todos los átomos físicos. Tenemos una fuerza material hacia arriba ascendiendo y una fuerza espiritual hacia abajo respondiendo e iluminando.

La raíz del chakra está en el ganglio nervioso.

A los lados de los cuerpos vertebrales existen unos agujeros de conjunción para la salida de todas las raíces nerviosas que se transformarán en nervios del cuerpo. Por ahí, la séptima capa del kundalini tiene que emigrar, y al salir de la columna por los mencionados agujeros, se encuentran con los ganglios nerviosos cercanos a la columna y que comunican inmediatamente con las glándulas. En las glándulas está la raíz del chakra, el verdadero chakra está en la raíz, el verdadero chakra se encuentra en la unión entre el chakra y la glándula, entre el chakra y el ganglio nervioso.

El encuentro del Kundalini y el Prana en cada chakra.

El Kundalini tiene que emigrar de adentro del cuerpo, desde la columna, hacia afuera del cuerpo; y después pasar a la raíz, pasar al tallo del chakra, llegando finalmente a la flor, trayendo la fuerza desde adentro y en ese lugar encontrándose con una fuerza que proviene de afuera que es el prana, rozando sin mezclarse las energías pránicas y las energías kundalínicas.

La rotación del Kundalini y el Prana

Como las energías del prana vienen desde afuera, del medio ambiente, su rotación es en el sentido de las manecillas del reloj, y como la energía del kundalini viene desde adentro del cuerpo físico, es la razón por la cual la circulación es en el sentido contrario de las manecillas del reloj. Una fuerza en un sentido en la boca del chakra y la otra en el sentido contrario, producen una gran fricción y presión, transformándose como ya habíamos explicado: EN MAGNETISMO. Este será mayor o menor, de acuerdo a la actividad del centro o del chakra.
La fuerza del kundalini.

Cuando se trata de despertar las capas internas del kundalini nos encontramos con un acontecimiento que si no es lento, progresivo y con una evolución, representa un gran peligro. Esta fuerza contenida en la sede del kundalini tiene cierta equivalencia a la energía atómica. De ahí que para que un ser humano evolucionara con la acción del kundalini se necesita como requisito previo purificar los vehículos, para que sean adecuados _desde el punto de vista vibratorio_ para recibir esa fuerza y poderla manejar.

Sólo la séptima subcapa funciona en el mundo.

Cuando la séptima subcapa está funcionando en un humano, fenómeno que sucede en todo el mundo, la ascensión del kundalini hacia los chakras y de ahí hacia toda la red de nadis y nervios, se efectúa por un solo conducto nadi, la misma evolución hará que los otros dos conductos se pongan en actividad. Toda maniobra de tratar de poner en actividad los conductos por medios artificiales, es lo que decimos que implica un gran peligro.

Energía Vital¿Cómo se desplaza esta séptima subcapa?

Esa séptima subcapa del kundalini localizada en la cuarta o quinta vértebra sacra ¿cómo se desplaza hacia el resto de la columna vertebral y hacia todos los centros?

El centro sacro, el centro sexual, durante todo el periodo de la vida, ejerce una gran presión por su actividad y desplaza con su fuerza esa energía mencionada llevándola a todas partes donde se necesita.

El centro del prana receptor, acumulador y distribuidor de prana es el centro esplénico o bazo, y el centro receptor y distribuidor del kundalini es el centro sacro sexual.

 

 

Tomado del libro: CURACIÓN ESPIRITUAL – (Cuarta Parte) PROCESOS ENERGÉTICOS EN EL SER HUMANO Maestro Persia

Decretos al bendito Fuego Violeta

 

Oración de perdón


Suscribirse al canal de YouTube 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva tu bloqueador de anuncios y recarga la página. Gracias :)
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend