El Verdadero Amor en las relaciones | Reflexión

Cuando amas a alguien de verdad, reconoces en esa persona algo que transciende su forma.

Es el reconocimiento de la esencia de esa persona y de la tuya propia, tu esencia reconoce a la suya y viceversa.

Y esa esencia es lo que de divino hay en cada uno de nosotros así que se podría decir que cuando amas a otra persona, amas a la fuente universal (Dios) en esa otra persona.

No amas a la persona en sí.

Si amas a la persona en sí entonces es el ego el que entra en juego porque amarías la forma.

Y si amas a la persona solo por su apariencia física y no su esencia entonces el amor proviene del ego.

Ese amor es muy diferente del amor verdadero.

El amor que nace del ego necesita cosas a cambio y pide ser amado de vuelta o se enfadará.

El grado al que amas a otro ser humano depende del grado al que estás conectado o conectada con tu propia esencia.

Y es cierto que casi siempre es más fácil reconocer a la fuente universal (Dios) en otro tipo de formas antes que en la forma de un ser humano.

El amor del que hablamos no es por un objeto externo, nace desde tu interior y es el reconocimiento de la esencia que compartes con la otra persona.

Esa esencia que lo conecta todo y que es indivisible…

Eckhart Tolle

 http://conocimientouniversalomnipresente.files.wordpress.com/2014/07/familia11.jpg

UNA BELLA HISTORIA DE AMOR REAL

“En un lejano lugar, lejos del mundo, hay un hermoso lugar donde los sueños son reales, se encuentra un bello jardín, donde existe una hermosa flor con características especiales, ella poseía un corazón puro y un alma.

Desde un universo distante, un ser supremo de infinita belleza, pudo ver a través de la distancia que algo bello había florecido, y su amor hacia ella fue tan grande que envió a un ángel, con características especiales también, que atravesó el tiempo y la distancia, para situarlo en el jardín para protegerla.

 El ángel contemplo la flor y quedando cautivado por su belleza y suavidad de sus pétalos, le susurra:

 –  “Florece cada día mas y el amor que irradias será el cultivo que permitirá expresar belleza con más intensidad, y quien te contemple se llevara consigo una parte de esa esencia”

Ella percibe el pensamiento del ángel, y se conmovió ante la dulzura de aquel susurro, y le responde con su corazón:

Me ha cautivado tu presencia y he decidido regalarte algo…

“Toda la belleza y colores que se refleje de mí, será mi regalo para ti…”

El Ser Supremo contempla como su ángel enviado se relaciona con ella y en respuesta al cumplimiento de la maravillosa misión que le encomendó, le dice:

Esta bella Flor será para ti, la que solo contemplaras, sin tomarla, sin arrancarla, sin descuidarla porque pertenece a este mágico jardín, la cultivaras y la protegerás de las inclemencias del tiempo, y ella con su aroma encantara tus días que serán tu deleite.

EL ángel quedo maravillado con aquella dadiva del Ser Supremo.

La energía absoluta del Amor comenzó a crecer entre ellos.

Una Felicidad se esparció por todo el jardín.

Luego de un tiempo ocurrió un milagro:

El ya no fue más un ángel, y ella ya no fue más una flor.

Ellos fueron UNO, en la unión del Amor.

Ellos se transformaron en una sola energía que se llamó Amor.

Entonces el cielo se abrió y aquella lejana tierra en paraíso de bondad se convirtió, la dicha radiante reinó y el Amor se derramó.”

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend