Bendícelo todo y recibirás bendiciones multiplicadas

Al despertar, bendice el día

porque ya está lleno del bien invisible

que atraerá tus bendiciones,

porque bendecir es reconocer el bien ilimitado

que es la esencia misma del universo

y espera a todos y a cada uno de nosotros.
Bendice a la gente que ves en la calle,

en los lugares de trabajo y de juego.

La paz de tu bendición los acompañará en su camino

y el aura de su suave fragancia los iluminará.
Cuando hables con la gente, bendice su salud,

su trabajo, su dicha, su relación con Dios y con los demás.

Bendícelos en su abundancia, en sus finanzas,

bendícelos de todas las formas concebibles,

porque tales bendiciones

no solamente siembran semillas de sanación,

sino que un día brotarán como flores de alegría

en los espacios vacíos de tu propia vida.

Pierre Pradervand

 

Decretos al bendito Fuego Violeta

 

Oración de perdón


Suscribirse al canal de YouTube 

Artículos relacionados

13 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva tu bloqueador de anuncios y recarga la página. Gracias :)
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend