Saint Germain

Ley del Amor – Saint Germain

Texto de: Misterios Develados / Saint Germain

Los apetitos sensoriales de vidas anteriores se convierten en la fuerza motriz y hábitos de vidas posteriores, manteniéndote en calidad de esclavo atado a la rueda de la discordia, la carestía y la necesidad, y disparándote a través de un laberinto de problemas y experiencias humanas de tu propia creación, obligándote a aprender y a obedecer a la LEY DEL UNOel Amor.

Tus propias creaciones erradas te empujan una y otra vez hasta que estés dispuesto a entender la Vida y a obedecer la LEY UNA —el Amor. Te revuelves a través de Vida tras vida, experimentando discordia tras discordia, hasta que aprendes a vivir la Ley del Amor.

loading...

Esta es una actividad apremiante de la cual nadie se escapa, y continúa hasta que el ser externo pide la razón para su miseria y entiende que su liberación de la experiencia de sufrimiento sólo puede darse a través de la obediencia a la Ley del Amor. Dicha obediencia comienza como una paz serena y amabilidad en los sentimientos, cuyo centro está en el corazón. Su contacto con el mundo externo llene que venir a través del Sentimiento Interno.

El Amor no es una actividad mental, sino que es la Esencia Pura y Luminosa que crea la mente. Esta Esencia de la Gran Llama Divina fluye a la sustancia, y se derrama como Perfección en la forma y la acción. EL AMOR ES LA PERFECCIÓN MANIFIESTA. Tan sólo puede expresar paz y júbilo, y sólo puede verter dichos sentimientos a toda la creación —incondicionalmente. No pide nada para sí porque es eternamente Auto-Creada, al ser el Latir del Corazón del Ser Supremo.

El Amor lo tiene TODO, y sólo se ocupa de poner en movimiento el Plan de Perfección en todo. Asi, constituye un derrame constante de Sí Mismo. No toma en cuenta lo que se ha otorgado en el pasado, pero recibe su Alegría y mantiene Su equilibrio mediante el Derrame constante de Sí Mismo.

El Amor es la base de la armonía y el uso correcto de toda la Energía Vital. En la experiencia humana, esto se convierte en un deseo en el individuo de dar y dar y dar toda la paz y armonía al resto de la creación.

¡Pueblo! ¡Oh pueblo! Por siempre a través de las edades únicamente el suficiente Amor puede llevarlos de regreso al Cielo que una vez conocieron y en el cual habitaron. Aquí ustedes abrazaron una vez más la plenitud de la Gran Luz que lo da todo a través del Amor.

Un príncipe extranjero se acerca a las fronteras de ustedes. El entrará a esta ciudad en búsqueda de la hija de su Rey. Ustedes llegarán a ser gobernados por este príncipe, pero el que reconozcan el error cometido resultará fútil. De nada servirá porque la familia real será puesta bajo el cuidado y la protección de Aquellos cuyo poder y autoridad emanan de Dios, y en contra de quienes el deseo humano no puede imperar. Estos son los Grandes Maestros Ascendidos de Luz que vienen de la Etérica Ciudad Dorada que existe sobre esta tierra. Aquí morarán su Rey y sus amados hijos durante un ciclo de tiempo.

Artículos relacionados

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend