Crecimiento EspiritualDecretos y OracionesLecciones Elementales

La Llama Tripartita

https://www.youtube.com/watch?v=DiuNfJrd-xE
La Llama Trina de la Vida es la Chispa Divina enviada desde la Presencia YO SOY como el don de la vida, la conciencia y el libre albedrío. Está sellada en la Cámara secreta del corazón, la cual se localiza dentro de nuestro corazón físico. Esta cámara es el punto de conexión del cordón plateado de luz que desciende desde la presencia “Yo Soy” para sostener nuestra vida, dándonos propósito e integración cósmica. A través de los dones de la llama trina del Amor, la Sabiduría y el Poder, el alma podrá cumplir con su razón de ser en el plano físico. También llamada la Llama Crística y la Llama de la Libertad, es la Chispa de la Divinidad del hombre, su potencial para alcanzar la Cristeidad.

Este centro de energía posee tres llamas que son las transmisoras de los dones divinos.

http://conocimientouniversalomnipresente.files.wordpress.com/2014/06/llama-tripartita.jpgDe tu lado izquierdo flamea una Llama Azul,
que es la Voluntad, la Fuerza, la Fe de Dios;

en el centro, flamea la Llama Dorada,
que es la Sabiduría de Dios;

loading...

y de tu lado derecho flamea la Llama Rosa
que es todo el Amor, la Actividad de Dios.

Dentro del corazón de todos y cada uno de nosotros flamea la esencia Divina que es la misma en todos y que denominamos “El Cristo Interno”, el anclaje de la “Magna Presencia YO SOY”.

El Cristo Interno, es el Cristo que Jesús manifestó a plenitud, de allí que la humanidad lo conozca como “Jesús El Cristo”- es la esencia Divina de Dios que late en cada corazón humano y conforma una llama triple.

Es allí donde Dios se encuentra “más cerca que tus propias manos y tus pies”. Por eso, nunca puedes decir que eres débil y que no tienes fe porque toda la Fuerza y la Fe de Dios la tienes ya anclada en el corazón. No puedes decir que eres bruto y que no sabes, porque toda la Sabiduría de Dios la tienes ya anclada en tu corazón. No puedes decir que odias y que detestas algo o a alguien porque todo el Amor de Dios lo tienes ya anclado en tu corazón. Decir esto sería negar la Luz de Dios en tu interno [“Dios es Luz en tu corazón”, 1 Juan 1:5].Tú eres un hijo de Dios, creado a su imagen y semejanza. Reconoce la Divinidad anclada en ti y en tu prójimo, así como en todos los seres humanos por igual.

Reclama tu Divinidad diciendo: ¡”Magna Presencia de Dios YO SOY”, te reconozco en mí y en todos los seres humanos por igual! ¡Te invoco a la acción para que asumas el mando y el control de todos mis actos, a fin de manifestar la Voluntad de Dios por doquier (que es el Bien), a través de Tu anclaje en mí, el Cristo Interno. Gracias Padre.”!

Y cuando te parezca ver que tu prójimo está haciendo algo que no es correcto, dirígetele mentalmente en los siguientes términos: “¡Magna Presencia de Dios YO SOY, te reconozco en esta persona! ¡Te bendigo y te invoco a la acción para que manifiestes en esta persona la Perfección que tu eres!”

Suscribirse al canal de YouTube
loading...

Artículos relacionados

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend