Crecimiento EspiritualDespertar de conciencia

El Despertar del amor supremo, un momento universal

Estamos viviendo un momento en la historia del Planeta Tierra en el que se nos está inundando con cantidades increíbles de Amor y nos estamos abriendo a la Unidad de toda la Creación. Para experimentar sin dolor esta Energía Amorosa, es preciso tener un Corazón Abierto. Pero si por el contrario, cuando la increíble provisión de Amor que llena el Planeta en estos momentos, se encuentra con un Corazón cerrado, solo se manifiesta a través del conflicto, de la enfermedad y del tumulto.

Las muchas guerras civiles y religiosas que están teniendo lugar en todo el globo terráqueo, son un signo de que nuestros corazones, no se han abierto lo suficiente para recibir, la abundancia del amor que ahora quiere entrar en las vidas de todos los seres humanos. Las enfermedades del corazón y del sistema inmunológico, son otra señal de la misma crisis curativa que nos afecta colectivamente. Todas ellas muestran nuestra resistencia al Amor y la forma más sencilla de disolverla es, reconociéndola.

La abundancia no existe sin el Amor. De la misma manera que nuestro corazón ocupa una posición central en nuestro cuerpo, el Amor es la Energía Esencial del Universo. Si deseas experimentar Amor en Abundancia, debes mostrar una disposición a sentir toda la resistencia que ofreces a que el Amor se te manifieste en forma fraternal. Se debe ahondar en los sentimientos de desmerecimiento, en la profunda necesidad de aprobación y en cualquier otra idea que niegue la manifestación del Amor.

Examina tu miedo a la vulnerabilidad, a que te hieran si abres tu corazón al desamparado. Y el desamparo existe en todas las clases sociales y en todas las manifestaciones de credos y de ideologías, y también en las clases sociales económicamente bien establecidas.

Toma conciencia de la Vergüenza y la Confusión que sientes cuando eres testigo del Amor Verdadero. Percibe y nota la falta de familiaridad, dificultad y peligro inminente que ello despierta. Percibe también como rehúsas la manifestación del Amor fraternal, el servicio desinteresado a los demás, y la necesidad desesperada que tienes y que sin embargo no logras comprender plenamente, de Su significado, porque no te atreves a abrir tu Corazón y dejarlo fluir.

Si te abres lo justo y suficiente como para sentir, tu Resistencia y Deseo, el Amor Fraternal, el Amor incondicional y Verdadero, aquel que no has experimentado por tu egoísmo y mezquindad, él se revelará por sí mismo y te conquistará. Conocerás el Amor íntimamente. El Amor no te sucede, no depende de raciones y experiencias procedentes de fuentes externas, porque al sentirlo, al vivirlo, al experimentarlo, descubrirás que Tú eres la Fuente Ilimitada del Amor.

Y es que cuando dentro del Corazón se unen, lo Inferior con lo Superior, cuando se integran éstas dos fuerzas que se manifiestan en nuestro Ser, el Amor incondicional y verdadero brota espontáneamente, abrazando y penetrando todos los aspectos del Ser, transformando lo Terrenal en Divino. Donde antes había prejuicios, ahora hay Aceptación, combinada con una facultad perceptiva de discriminación aún más intensa.

Las Emociones Negativas no pueden prevalecer sobre El Amor. Si prestas atención amorosa a tu rabia, a tu desesperación o a tu tristeza, si las sientes plenamente, acabarán disolviéndose, se esfumarán en el aire. Cuando estás enfermo y amas a la enfermedad, fomentas la Curación. Cuando la amas por el Mensaje que te trae o por la lección que te quiere enviar, la Curación se acelera y se da.

Si experimentas tu Resistencia y Deseo de Amor y Aprobación de manera Plena y muestras gratitud por esos momentos de Amor que has encontrado en el transcurso de tu vida, te abrirás a la Presencia del Amor Incondicional. El Amor Incondicional es la forma más elevada de Abundancia y su Poder Curativo es tremendo, pues es el Atributo más Afirmativo que existe en la Vida.

Sintamos una profunda Gratitud por todas esas experiencias vividas de Amor Incondicional, por esos momentos cuando diste o recibiste Amor sin que el pensamiento, “Que gano yo con esto?”, pasara por tu cabeza. Deja que el Agradecimiento te toque cada vez que sientas o expreses

Amor durante todos los días de tu vida y únete al Éxtasis de la Felicidad Permanente y vive El Cielo aquí en la Tierra.

Con mucho amor

Te invito a escuchar esta bella melodía, recomendada!!

Artículos relacionados

8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend