Decreto: Padre, que se haga tu voluntad

Una de las plegarias más profundas que puedes susurrar en lo profundo de tu ser, es:

“Padre, que se haga Tu voluntad.”

Luego déjala ir y permite que Dios trabaje contigo.

Cuando pronuncias esa oración con toda sinceridad e integridad, te pones en alineamiento con el Espíritu

y el plan que Dios tiene para tí en esta vida y para toda la eternidad.

– John-Roger

19 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend