Niveles Mentales

Como bien sabemos el universo es una creación mental del todo en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. De la misma forma, nosotros por medio de la mente creamos el mundo en el cual vivimos, nos movemos y nos realizamos como personas o seres humanos. Por lo tanto, es vital conocer anqué sea en forma corta cómo se comporta nuestra mente y de igual manera aprender a administrarla o manejarla correctamente para que nuestras creaciones mentales y nuestros pensamientos sean positivos.

Los pensamientos positivos forman en nuestro subconsciente y en nuestro mundo físico un verdadero jardín de vibraciones luminosas que salen de nuestro cuerpo mental y van a tocar otras mentes en el sentido positivo trayéndonos lo mejor a nuestro mundo. Por medio de la mente gobernamos hasta las células de nuestro cuerpo físico, el cual es el espejo de la mente. Si tenemos una mente sana, reflejaremos un cuerpo sano.

Tanto la mente como el cuerpo físico o vehículo de expresión de la mente, funcionan en diferentes niveles de vibración, denominados niveles mentales, los cuales han sido agrupados en cuatro niveles principales identificados con las letras del alfabeto griego como niveles alfa, beta, delta y zeta. Los niveles alfa y beta se manifiestan normalmente en nuestro estado consciente y los niveles delta y zeta se manifiestan normalmente en el estado inconsciente.

El nivel Beta está relacionado con nuestros sentidos sensoriales y es el nivel que nos permite actuar físicamente, por ser el nivel de acción o actividad de la conciencia externa. En este nivel captamos las sensaciones e imágenes que llegan del mundo exterior por medio de nuestros sentidos físicos, ya que para recorrer un espacio empleamos un determinado tiempo y de igual manera si deseamos saber que ocurrirá mañana debemos esperar que transcurra el día para saberlo.

En el NIVEL ALFA, cuando el ser humano penetra dentro de sí mismo, ya sea por medio de la comunicación con su interno o a través de la oración y la meditación, o bien entra en estado de concentración, comienza a entrar en los niveles de conciencia interno, en el nivel Alfa, sin embargo el ser aún está en niveles de conciencia consciente. Lo que sucede es que al contrario del estado Beta, en el cual predomina la acción sin prescindir del proceso de pensar, en el nivel Alfa predomina mas el proceso de pensamiento que la acción y el ser humano comienza a entrar en el mundo espiritual, entendiéndose como tal dejar de lado la actividad en el mundo físico y de la acción.

En este momento el ser humano ya no está limitado por el espacio y el tiempo ya que al estar pensando, reflexionando o en estado de recogimiento ha entrado en el mundo interior, donde no existen estas limitaciones, en el nivel Alfa el ser humano utiliza sus sentidos psíquicos, tales como la imaginación y la visualización, los cuales no son medibles cuantitativamente. Se pueden ver los resultados pero nunca se pueden medir directamente ni la imaginación, ni la visualización, ni la memoria, ni la concentración.

2generadorEn este nivel podemos imaginarnos estar en un ambiente o un lugar distante del sitio en que nos encontramos sin necesidad de invertir un tiempo determinado, ni tener que cubrir o recorrer un espacio, ya no estamos limitados por las coordenadas espacio-tiempo, logrando incluso imaginarnos lo que sucederá la semana siguiente, sin esperar a que esta transcurra o bien podemos imaginar un lugar sin tener que ir hasta el mismo.

NIVEL ZETA: éste nivel también corresponde a un nivel de conciencia interna, pero a diferencia del nivel alfa, el cual está mas relacionado con las capacidades intelectuales: la memoria, la concentración y el razonamiento; el nivel Zeta actúa sobre el control fisiológico en el ser humano. En este nivel podemos influir en la presión arterial, en los latidos del corazón, en el proceso digestivo, en las sensaciones de dolor. Si aprendemos a controlar en forma consciente este nivel lograríamos someternos a diversos tipos de operaciones quirúrgicas y odontológicas sin necesidad de usar anestésicos; una persona permaneciendo consciente en nivel zeta puede eliminar el dolor.

NIVEL DELTA: este es el nivel de la inconsciencia casi total; cuando el ser humano entra en ese nivel hay una desconexión total con el mundo externo. Podemos saber que la mente está activa, pero no se puede saber qué actividad está realizando o qué puede hacer o no hacer una persona cuando se encuentra en estado o nivel delta.

A estos cuatro tipos de niveles les corresponde un determinado ciclaje por segundo (Hertz); es así como el nivel Delta tiene un ciclaje que va desde 0.5 a 4 ciclos por segundo; Zeta tiene un ciclaje que va desde 4 a 7 ciclos por segundo; Alfa tiene un ciclaje entre 7 y 14 ciclos por segundo; y Beta de 14 a 50 o 60 ciclos por segundo. Estos ciclos nos indican el número cargas y descargas de las neuronas por segundo y se pueden medir por medio de un electroencefalograma.

En nuestra vida diaria esto tiene una gran utilidad, por ejemplo en el caso del estudio y el aprendizaje, si una neurona se carga y descarga muchas veces por segundo (como el nivel beta), la información grabada en las neuronas será muy superficial, de lo cual resultará que lo estudiado se olvide fácilmente. Sin embargo cuando estamos tranquilos y serenos las frecuencias son más bajas y por lo tanto la información se graba en forma más profunda y lógicamente se recuerda más fácilmente resultando una mejor memoria. Lo mismo ocurre cuando por ejemplo buscamos un objeto perdido con angustia y ansiedad: puede estar en nuestra vista y no lo vemos, pero al tranquilizarnos y calmarnos lo podremos ver o recordamos donde lo habíamos dejado.MI-CEREBRO

En los diferentes niveles mentales a medida que el ciclaje disminuye, el voltaje aumenta y es así como el voltaje promedio en estados Beta es del orden de 10 a 50 microvoltios, en estado Alfa es del orden de 200; los niños menores de siete años generalmente permanecen en este estado, de ahí su gran actividad. Este estado Zeta es del orden de los 300 microvoltios y el estado Delta es del orden de 10 microvoltios.

Para lograr llevar nuestra mente a niveles alfa debemos tranquilizarnos, efectuar un proceso de respiración rítmica, al ritmo de cuatro por cuatro o de ocho por cuatro,; igualmente debemos observar o atraer a nuestra mente imágenes agradables y serenas, tales como un apacible paisaje, un bello y hermoso bosque, el suave trinar de las aves y todo aquello que nos de tranquilidad y armonía; Si logramos esto, ya podremos grabar fácilmente en nuestro cerebro, estudiar, analizar, meditar y encontrarnos a nosotros mismos.

Debemos controlar nuestra mente, la cual es como el programador de una computadora (nuestro cerebro) y suministrándole excelentes programas (nuestros pensamientos). Debemos introducir informaciones positivas para obtener resultados positivos. Debemos ser siempre optimistas, alegres, decididos y sobre todo no programarnos en sentido negativo; por lo tanto nunca jamás volvamos a decir o a pensar cosas que los limiten. Tal como pensemos así será la manifestación en nuestro mundo físico, social y económico.

Información de autoría:
– Jorge Llorente, instructor de Ciencia Cósmica (Bogotá Colombia)
– Libro de enseñanzas: Las incertidumbres humanas (anónimo)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend